Sobre Catalunya

Palau de la GeneralitatCatalunya es una antigua nación europea. Desde 1469 comparte con Castilla la misma casa reinante, pero no será hasta 1714 en que pierda su independencia jurídica al finalizar la Guerra de Sucesión Española, al haberse alineado en la coalición que defendía la finalmente derrotada causa del pretendiente austríaco. A partir de ese momento será administrada como una región más de España. Sin embargo, este momento de inflexión en la historia de Catalunya fue superado rápidamente a principios del siglo XIX con la Revolución Industrial. Junto al País Vasco, Catalunya se convirtió en la región económicamente predominante en España. Ello conllevó el fortalecimiento de la identidad catalana, que se basa en una lengua, cultura e historia propias.

Parlament de CatalunyaDespués de muchos años de opresión, especialmente bajo el régimen de Franco, Catalunya es actualmente una comunidad autónoma dentro del Estado Español y dispone de un gobierno, un parlamento, una amplia administración en muchos ámbitos y un derecho civil propios.

La lengua catalana es una lengua románica derivada del latín vulgar que dejó en herencia el Imperio Romano. Durante siglos ha sido la lengua propia y única de los catalanes. Hoy en día el català es idioma oficial en Catalunya, junto con el castellano (o español). La mayoría de los catalanes hablan las dos lenguas, dominando el catalán en el interior y algo más el castellano en las calles de Barcelona. La zona lingüística catalana, en sus diversas modalidades, abarca también gran parte de la región de Valencia, las Baleares, Andorra, una estrecha franja en el este de Aragón y la comarca catalana del Rosselló situada en Francia.

Conde Ramón Berenguer IIIPlaça del ReiMonumento a Rafael de Casanovas, último jefe de gobierno en 1714

Catalunya se extiende en el noreste de la península ibérica desde los Pirineos a más allá del delta del Ebro. Comprende las cuatro provincias Barcelona, Girona, Lleida y Tarragona y tiene una población de aproximadamente 7 millones de personas. La región dispone de preciosas costas de renombre internacional, como la Costa Brava o la Costa Daurada. Pero Catalunya también es un país muy montañoso con alturas que llegan a los 3.000 metros, grandes y frondosas zonas de bosque y mucha naturaleza.

CastellersComo en otras zonas del sur de Europa, también en Catalunya se han mantenido muchas tradiciones propias. Las casi siempre muy antiguas fiestas populares tienen un lugar fijo en el calendario catalán. Aparte de las festividades de ámbito nacional, hay cientos de acontecimientos locales importantes en todo el país. Prácticamente cada pueblo celebra una vez al año la fiesta de su santo patrón particular, siendo en muchos casos festividades que duran varios días. A nivel global son especialmente conocidas tradiciones como la de los castellers, torres humanas de varios pisos, o la sardana, una danza en círculo típicamente mediterránea. Y a esto hay que añadir aún todo tipo de festejos con fuego, pasacalles con gegants i cap-grossos (gigantes y cabezudos) o grandes caminatas populares a ermitas perdidas en las montañas acabadas en muchos casos con una comida popular.

¡Realmente Catalunya ofrece de todo y para todos los gustos!

CastellersCastellersGigantes y cabezudosGigantes de la ciudad de MataróSardanasPasacalle nocturno con fuego